Ayuda a tu corazón con una taza de arándanos por día

0
63

Los arándanos o blueberry son bayas deliciosas, nutritivas, fáciles de incorporar a nuestra dieta y, según un nuevo estudio, aliados ideales para nuestro corazón. Los expertos encontraron que consumir 1 taza al día, o 150 gramos, podría reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

“Encontramos que comer 1 taza de arándanos por día resultó en mejoras sostenidas en la función vascular y en la rigidez arterial, lo que representa una diferencia suficiente para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 12 y un 15%”, señaló el Dr. Peter Curtis, uno de los autores de la investigación.

Los expertos de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, y de la Universidad de Harvard, estudiaron si el consumo regular de arándanos era capaz de alterar el perfil metabólico de las personas con síndrome metabólico.

Esta es una condición caracterizada por niveles elevados de colesterol, glucosa, presión arterial y grasa alrededor de la cintura. Entre sus consecuencias se destaca un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes.

Actualmente, el síndrome metabólico afecta a 1 de cada 3 adultos en EE. UU., motivo por el cual algunos expertos lo consideran una epidemia.

Existen trabajos que mostraron los beneficios del consumo de arándanos para reducir el riesgo de diabetes o enfermedades cardíacas. La investigadora principal del nuevo trabajo, Aedin Cassidy explicó que esto podría deberse a que estas bayas son ricas en compuestos naturales llamados antocianinas.

Foto: HolaDoctor

Estos son pigmentos que no solo se encuentran en los frutos, sino también en los tallos, hojas, flores y raíces. A pesar de que un aumento de estos compuestos fue asociado con beneficios saludables, los expertos señalan que los períodos de investigación fueron relativamente cortos.

Tampoco se analizó el potencial de los arándanos para proteger contra las enfermedades crónicas en una población con un mayor riesgo de desarrollarlas.

Por ello, para el nuevo trabajo el equipo reclutó a 115 participantes, de entre 50 y 75 años, que tenían sobrepeso u obesidad y síndrome metabólico. El estudio duró 6 meses, lo que lo hace el más largo de su tipo. Sus hallazgos se publicaron en The American Journal of Clinical Nutrition.

“Queríamos saber si comer arándanos podría ayudar a las personas que ya han sido identificadas como en riesgo de desarrollar este tipo de condiciones”, dijo Cassidy.

Una taza diaria

Los investigadores dividieron a los voluntarios en 3 grupos a los que administraron diferentes dosis de un polvo de arándano:

  • El primer grupo consumió el equivalente a 1 taza (150 gramos) de arándanos frescos por día.
  • El segundo grupo consumió el equivalente a media taza (75 gramos) de arándanos frescos por día.
  • El tercer grupo recibió un placebo.

Además, controlaron tanto al comienzo como al final del ensayo la resistencia a la insulina, el estado de los lípidos y la función vascular de los voluntarios. Los expertos solo observaron beneficios en el grupo que consumió el equivalente a una taza por día.

“Las ingestas diarias más altas pueden ser necesarias para beneficiar la salud del corazón en las poblaciones obesas y en riesgo, en comparación con la población general”, explicó Curtis. Los especialistas tampoco notaron alteraciones en los marcadores que evaluaron.

Aunque aún se necesitan más investigaciones para comprender los mecanismos detrás de esta asociación, los científicos creen los beneficios se deben principalmente a la presencia de antocianinas en los arándanos. Esto se debe a que podrían favorecer la función de las bacterias intestinales que producen procesos beneficiosos para el metabolismo.

Mientras planean sus siguientes pasos, Curtis concluyó “El mensaje simple y alcanzable es consumir 1 taza de arándanos diariamente para mejorar la salud cardiovascular”.

Dónde encontrar antocianinas

Además de los arándanos, podemos encontrar las antocianinas en otros alimentos:

  • Azaí.
  • Berenjenas.
  • Cerezas.
  • Ciruelas.
  • Frambuesas.
  • Granadas.
  • Higos.
  • Lechuga morada.
  • Maíz morado.
  • Manzanas.
  • Moras.
  • Pimientos.
  • Rábanos.
  • Remolacha.
  • Sauco.
  • Uvas.
  • Zanahorias.
  • Zarzamoras.

Si las antocianinas se encuentran en un medio ácido, su coloración tenderá a ser rojiza, mientras que, si se encuentra en un medio alcalino, su tonalidad será azul o morada.

Combinar estos alimentos puede ser una gran opción para alcanzar el consumo mínimo diario de fruta (400 g.) recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

▬­ DEJA TUS COMENTARIOS ↓