Confirman 11 muertes por choque entre un bote turístico y un crucero en Hungría

0
108

Budapest — Uno a uno, el río Danubio está devolviendo los muertos.

Buzos y socorristas poco a poco están recuperando los cadáveres de las víctimas de un choque entre un bote turístico y un crucero en la capital de Hungría.

Algunas de las víctimas fueron encontradas en el lecho del río, aún dentro del bote que se hundió tras el choque. Otras fueron halladas lejos del lugar del accidente, a unas 82 millas río abajo.

El Hableany (Sirena) llevaba 35 personas el miércoles al momento del accidente en Budapest. Hasta el martes se había confirmado la muerte de 11 personas. Diecisiete seguían desaparecidas.

Los restos de siete surcoreanos se hallaron horas después del choque entre el bote y el Viking Sigyn, un crucero de 95 cabinas que iba a Alemania. El bote se hundió en unos siete segundos al pie del puente Margit.

Después de días de búsquedas inútiles, el lunes se recuperaron los restos de dos surcoreanos: una mujer de cincuenta y tantos años hallada cerca del bote hundido y un hombre que fue encontrado corriente abajo.

El martes se encontraron dos cadáveres más. Los restos de un surcoreano aparecieron a unas 36 millas al sur del lugar del accidente.

Los buzos también recuperaron el cadáver de otra persona de una ventana del bote a unos 30 pies debajo de la superficie.

Buzos húngaros y surcoreanos continúan con el operativo de búsqueda y rescate, que se ve obstaculizado por la rápida corriente del Danubio, que generalmente está muy caudaloso en la primavera y tiene cero visibilidad bajo el agua.

El ministro húngaro del Interior Sandor Pinter dijo que Corea del Sur aceptó la explicación de Hungría de que los buzos no iban a entrar al bote hundido debido a que era muy peligroso para ellos.