Cuatro razones por las que subes de peso durante tu periodo menstrual

0
85

Afortunadamente, es sólo temporal.

No, tus jeans no te engañan. Si notas que te quedan más ajustados o incluso no cierran durante tu periodo, no estás imaginando cosas: es muy probable que las hormonas te jueguen una mala pasada y te hagan aumentar de peso. Sorry.

La buena noticia es que ese aumento de peso, que puede superar las cinco libras, es temporal si mantienes tus hábitos saludables de vida durante esos días. Estas son algunas de las razones por las que subes de peso durante tu periodo menstrual.

El estrógeno

Justo antes de que inicie tu periodo, el estrógeno llega a su punto máximo. Esta hormona sexual femenina hacen que retengas líquidos y eso puede hacerte sentir hinchada. Afortunadamente esas libras que sentirás de más en varias zonas de tu cuerpo, son sólo agua que se irá al terminar el periodo menstrual.

La progesterona

Otra hormona que puede hacernos retener agua y, en particular, incrementar el volumen y la sensibilidad de los senos durante esos días. Además, la progesterona tiene un efecto relajante que ralentiza los movimientos intestinales, con lo que podrías sentirte estreñida e inflamada. Si te sientes muy molesta, habla con tu médico, quizá pueda recomendarte algún probiótico para ayudarle a tu estómago en el periodo.

La fatiga

Esa sensación de pereza, cansancio e hinchazón se conjuga en esos días en tu cuerpo y tiene como resultado una falta de motivación absoluta para ir al gimnasio, a caminar o para hacer cualquier tipo de actividad física. Sin embargo, realizar al menos 30 minutos de actividad puede ayudarte a mejorar los síntomas y, sobre todo, a sudar el agua que tu organismo está acumulando de manera temporal.

Otro buen consejo es evitar el exceso de bebidas con cafeína: si te sientes muy cansada, la cafeína efectivamente te dará un empujón, pero también aumentará tu hinchazón y tu malestar estomacal. Muchos menos consumas bebidas carbonatadas; hidrátate muy bien con agua mineral y, de preferencia, sin azúcar ni edulcorantes.

Los antojos

Estos cambios naturales en tu cuerpo cada mes, incrementan tus antojos de comida salada o dulce, pero el azúcar y la sal son lo que menos necesitas en esos días de hinchazón y acumulación de líquidos. Si sucumbes a tus antojos quizá te quedes con una libra de más en el abdomen que no se irá con los días de tu periodo. Para esos momentos de tener la lengua inquieta, busca proteínas magras como el yogurt griego y, sobre todo, bebe mucha agua.

No desesperes

Recuerda que esas libras de más acumuladas durante tu periodo menstrual, desaparecerán en cinco o siete días. Trata de mantener tus hábitos saludables de ejercicio y alimentación y no te estreses con tus jeans: guárdalos para la próxima semana. Seguramente para entonces ya podrás lucirlos como siempre.