Descubre los 3 fundamentos para preparar un buen cóctel

0
40

Con estos trucos querrás preparar tus cócteles para cada fin de semana.

Si te gustan los cócteles o siempre has querido ser bartender pero tus obligaciones y responsabilidades no te han dejado tiempo para hacer el curso, no te preocupes,

En este artículo conoceremos con información de elbartender.com, los fundamentos para preparar un buen cóctel, y así puedas impresionar a tus amigos o familiares en la próxima reunión que hagan juntos.

1. Base

La base es el primer ingrediente que se utiliza para dar forma al cóctel. Aporta aroma, color o sabor, y por lo general es un aguardiente o licor: whisky, tequila, ron, ginebra, vodka.

Si preparas un trago corto, la base debe abarcar el 50%-70% del trago, lo que lo convertirá en el protagonista al momento de degustarlo.

Y si preparas un trago largo, procura que la base ocupe máximo el 30% del contenido total. En este el sabor será más suave y menos acentuado.

2. Cuerpo

Puede constar de uno o varios ingredientes que aporten aromas que complementen los de la base.

Desde vinos espumosos, agua sin gas o saborizada, ginger beer, hasta frutas y hortalizas. El cuerpo permite que juegues con la textura del cóctel.

En el caso de las frutas, cuidado al usar zumo de limón o de lima, sobre todo en los tragos cortos, porque su acidez puede opacar el resto de los ingredientes.

También puedes usar materiales grasos, como nata o leche, para aportar cremosidad al cóctel. Siempre y cuando los dosifiques con precisión.

3. Aditivo aromático

cócteles
Foto: Shutterstock

Este es otro componente que brinda aromas, pero también reacciona al paladar con sabores amargos o dulces.

Aquí entran en juego los jarabes y otros licores que atenúen el sabor de la base. En el caso del Tequila Sunrise, el uso de la granadina le aporta un color individual y a la vez una creatividad colorida.

Debes tener cuidado si el cóctel que vas a preparar no incluye el cuerpo, porque el licor usado como base le dará un aspecto bastante fuerte. Y si por el contrario no lleva base, aumenta la calidad de su cuerpo para que el trago no pierda su esencia.

¿Ahora sí te parece fácil preparar un cóctel sin necesidad del curso? Pues, adelante. Ve por los ingredientes y métete de lleno en la preparación.

Con un poco de hielo a mano y creatividad, estarás listos aplicar estos tres elementos y descubrir nuevos sabores.