Después de apuñalar a anciana, la excusa del joven fue: ‘Lo siento, pero no había comido en cuatro días’

0
74

Según dijo la policía, después de acuchillar a una mujer de 82 años, Tyler Owens, trató de explicar por qué lo hizo: “Lo siento, pero no había comido en cuatro días”.

Owens, de 18 años, fue arrestado y llevado a la cárcel el lunes, acusado de un cargo de intento de asesinato y un cargo de invasión doméstica y robo con un arma mortal.

En la actualidad, está en la cárcel del Condado Escambia con una fianza de $1 millón.

De acuerdo con la policía, Carol Carmichael estaba sentada en su reclinable, de espaldas a la puerta del frente de la casa a alrededor de la

La anciana describió al agresor como “un hombre blanco alto y delgado, de unos 19 ó 20 años”, con una capucha negra o azul prusia que le cubría el rostro.

La mujer trató de defenderse, y resultó herida en la mano izquierda, escribió un detective en el reporte policial. Carmichael fue apuñalada en la parte baja de la espalda, y sufrió dos “profundas heridas”, una en la cara, y otra en el cuello, según el reporte.

Mike Wood, portavoz de la policía de Top of Form Pensacola, le dijo al Pensacola News Journal que “la anciana estuvo viva toda la noche y un familiar que llegó a la casa para ver cómo estaba, la encontró cerca de las 10 a.m. del domingo.

La víctima fue llevada al Hospital Sacred Heart donde sigue ingresada”. El bolso, el teléfono celular y dos tarjetas de la mujer desaparecieron, dijeron las autoridades.

Mientras la policía registraba el área, encontraron a Owens en un apartamento del mismo edificio donde ocurrió el ataque.

Cuando hablaban con él, los detectives encargados del caso detectaron heridas frescas en las manos de Owens. El joven le dijo a los agentes que no sabía nada sobre el ataque a Carmichael y que no había estado en su apartamento.

Tras obtener una orden de registro, los agentes hallaron los objetos robados a Carmichael dentro del apartamento, entre ellos un bolso cubierto de sangre, un cuchillo Bowie de gran tamaño, y una sudadera blanca de Owens manchada con lo que parecía ser sangre, señalaron en el reporte. “Al aparecer, Owens trató de ocultar las cosas que le robó a Carmichael”, escribió un detective en el informe.