EEUU: Incautan 16,5 toneladas de cocaína en un barco que arribó al puerto de la ciudad de Filadelfia

0
73

Las autoridades estadounidenses incautaron de 16,5 toneladas de cocaína en un barco que arribó al puerto de la ciudad de Filadelfia, en el que es considerado como uno de los “más grandes” decomisos de realizado por los EEUU y el mayor en la historia del estado de Pensilvania, informó la fiscalía.

El barco fue inspeccionado en la terminal Packer Marine del puerto, según la información oficial. NBC News indicó, citando a un oficial, que las autoridades creen que la embarcación, que hizo paradas en Sudamérica antes de llegar a Filadelfia, pudo haber sido cargada con drogas en Las Bahamas.

Decomiso histórico
El estupefaciente, que según medios locales fue descubierto en siete contenedores, habría alcanzado en las calles un valor superior a los 1.000 millones de dólares, indicó en su cuenta de Twitter la oficina del fiscal para el distrito este de Pensilvania. Además, señaló que los integrantes de la tripulación, cuyo número y nacionalidad no fueron divulgados de inmediato, han sido arrestados y se enfrentan a cargos federales mientras la investigación continúa.

“Este es uno de los decomisos de droga más grande en la historia de Estados Unidos. Esta cantidad de cocaína podría matar a millones -MILLONES- de personas”, escribió en su Twitter el fiscal general para el distrito este de Pensilvania, William M. McSwain. El funcionario expresó el compromiso de su oficina de mantener las fronteras seguras y las calles a salvo de narcóticos mortales.

Otros decomisos
El pasado 18 de abril, la Guardia Costera informó del decomiso de cerca de ocho toneladas de marihuana y cocaína valoradas en 62,5 millones de dólares en cinco interceptaciones practicadas en aguas internacionales del este del Pacífico. Y casi un mes antes, el 22 de marzo, se había incautado de 12 toneladas de cocaína valoradas en 360 millones de dólares en un total de doce interceptaciones.

La Guardia Costera señaló entonces que sus hombres han aumentado la presencia en el Pacífico oriental y en la cuenca del Caribe, zonas usuales en el “tránsito de drogas fuera de Centroamérica y Sudamérica”, como parte de su estrategia de combate al tráfico de drogas en el hemisferio.