¿El melón engorda? Mitos y verdades de esta deliciosa fruta

0
41

El melón es una fruta rica y jugosa, y en torno a ella giran un montón de mitos. Para saber qué es cierto y qué es falso, sigue leyendo.

El melón es una fruta jugosa, y hay quienes piensan que consumirla a ciertas horas del día o después de una comida puede ser perjudicial para la salud; incluso hay quienes las descartan de las dietas por su elevado contenido de azúcar. Pero, ¿será todo esto cierto?

Mitos

Uno de los mitos más frecuentes es dañino para la salud comer melón de noche. La verdad es que esto es totalmente falso. Quienes creen que comer melón de noche es malo lo piensan porque también creen que esta fruta es rica en hidratos de carbono.

Lo cierto es que esta fruta posee la misma cantidad de hidratos de carbono que cualquier otra fruta, por lo que es recomendable comer dos rodajas por noche. Otro mito es que el melón es rico en antioxidantes.

La verdad es que contiene la misma cantidad de antioxidantes que una manzana, y existen otras frutas y vegetales que contienen una mayor cantidad de antioxidantes. Las frutas y vegetales ricos en antioxidantes son las fresas, espinacas, brócoli, entre otros.

Otro mito es el que dice que el zumo, o jugo de melón es muy sano. Y la verdad, es preferible consumir la fruta en su estado natural sólido, que prepararlo en jugo. Aunque es cierto que es refrescante consumirlo como bebida fría, es más efectiva para el tracto intestinal si se consumen porciones de la fruta.

melón
Foto: Shutterstock

Verdades sobre el melón

El melón contiene una buena cantidad de potasio, lo que resulta en algo muy beneficioso para el sistema nervioso y para otras funciones corporales. Ayuda a regular la presión arterial y también ayuda con la retención de líquidos.

En cuanto a esto, el melón es diurético, por lo que contribuye a la retención de líquidos y otros problemas relacionados con el tracto digestivo. Esto es importante porque ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

El melón es una fruta jugosa que se consume sobre todo en verano. Así, no solo es refrescante, sino también nutritiva. Además, se puede acompañar en ensaladas y postres.