El otro lado de La Roca

0
44

Las raíces samoanas de Dwayne La roca Johnson están presentes desde su época de oro en la lucha libre estadunidense, espíritu heredado por su abuelo Peter Maivia, leyenda de la ahora WWE (World Wrestling Entertainment), y su padre, Rocky Johnson, además de su madre, Ata Johnson, nacida en Hawái.

Sus movimientos samoanos no sólo han aniquilado a los luchadores John Cena, Triple H o Kurt Angle, porque en el spin-off de Rápidos y Furiosos, Hobbs & Shaw, que se estrena mañana en complejos del país, La roca, en su personaje de la saga, Luke Hobbs, presume orgulloso ser integrante de los gladiadores de la familia Anoa’i para cuidar de los suyos y detener la amenaza del súper soldado Brixton (Idris Elba).

Siempre hay que dejar en claro la idea de la familia y subrayar la importancia que merece. Hay dos chicos que son completamente opuestos, pero se ayudan para el bien de sus seres queridos, hablo de Jason Statham (Shaw), por supuesto.

En la vida real somos opuestos, también en pantalla, sin embargo, ambos estamos orgullosos de nuestras culturas, raíces y de las familias que representamos, al grado de que damos lo que sea por proteger nuestro legado.

También es cierto que no siempre nos llevamos bien, incluso con la familia, por tener que cumplir con trabajos, a veces riesgosos, pero siempre hay que poner todo de lado y unirse para el bien común”, contó el actor de 47 años en entrevista con Excélsior.

El filme, dirigido por David Leitch, revive la atropellada y sarcástica amistad entre Hobbs y Shaw, la dupla que no le queda otra más que fusionar músculo y agilidad para salvar a Hattie Shaw (Vanessa Kirby), poseedora de un virus en su sangre que es del deseo de Brixton.

El deseo de Hobbs es mantener el mundo en paz para que su hija pueda tener un futuro, una relación que vuelve a mostrar a La roca como un hombre siempre apegado a su familia, como lo es en la vida real, con sus chicas, Simone, de 17 años; Jasmine, de 4, y Tiana, de uno, las chicas que reclaman el tiempo de un hombre dedicado también al gimnasio y a su trabajo como el héroe de acción de esta generación.

Mi casa es muy acogedora gracias a las tres niñas y mi esposa (Lauren Hashian), digamos que estoy rodeado de mucho estrógeno y lo que ven en la pantalla (en varias películas) es una influencia hogareña, y en este caso la hija de Hobbs es un reflejo de la relación que llevo con mis hijas.

En casa uno trata de enseñar los buenos valores, disciplina, respeto por el trabajo, dedicación y también tratar de criar buenos seres humanos. Es una parte que amo de esta cinta, porque es un elemento familiar que quise mostrar a manera de enseñarles que quiero asegurarme de que crezcan y vean la relación que tenemos”, explicó el actor.

Basta con ir a su cuenta oficial de Instagram para ver lo dedicado que es como padre de familia y la disciplina que él ejerce a diario; no por nada es considerado el heredero de las hazañas que Jean-Claude Van Damme, Sylvester Stallone, Steven Seagal y Arnold Schwarzenegger, entre otros, han mostrado con el paso de los años.

Y no es loco pensarlo, porque La roca es uno de los actores más solicitados para los blockbusters de acción y aventuras de los últimos años, basta ver la lista que lo respalda: Jumanji, Skyscraper, Rápidos y Furiosos, Terremoto: La Falla de San Andrés y G.I. Joe, entre otras, además del rumor de convertirse en el antihéroe Black Adam en la saga de Shazam!, personaje de DC Comics, cuya cinta produjo.

En esta cinta, los personajes de Dwayne Johnson y Jason Statham se unen para luchar contra el villano interpretado por Idris Elba

Eso le toca decidirlo al público, pero siento que he encajado en muchas de las películas dedicadas a esta generación y lo único que debo hacer es ponerme a trabajar, rodearme de gente buena, hacer películas buenas, y también lo que más me interesa es ser un buen ejemplo de todos los valores que he comentado”, expresó.

Como productor de Hobbs & Shaw, intentó redondear el concepto familiar agregando mucho humor durante el transcurso de la película, que es cien por ciento adrenalina, caballos de fuerza y que preserva las clásicas carreras de la franquicia que comenzó hace 18 años.

Y tiene todos los ánimos y esperanza puestos en la reacción del público, ya que muere de ganas por realizar una segunda parte y expandir aún más el universo y desarrollar personajes, como el de la mexicana Eiza González, quien da vida a Madame M, una peligrosa y ruda informante que ayuda a la dupla en la trama.

Además, dejó la puerta abierta para volver a la WWE. “Puede que haga algunas cosas pronto”, dijo antes de concluir la charla.

GRITO DE GUERRA

En una parte de la cinta, Hobbs se reencuentra con su familia y ejecutan una danza de guerra samoana, indicio de lo importante e influyente que fueron las raíces del luchador durante la producción.

Y no lo hace solo, tuvo la ayuda del actor Cliff Curtis, descendiente de la tribu polinesia maorí, y de la estrella de la WWE Roman Reigns, primo lejano del Campeón del Pueblo, quien ejecuta sus movimientos especiales La Lanza y La Bomba Samoana. 

De acuerdo con el LA Times, la danza samoana fue creada exclusivamente para la escena y contó con asesores de la cultura de Samoa para preservar la sensibilidad y el respeto a sus ancestros, además de ser un homenaje a su madre Ata Johnson, quien pocas veces ha escuchado a su hijo hablar en samoano.

NO TE LA PIERDAS

  • Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw
  • Estreno: 1 de agosto.
  • Director: David Leitch (Deadpool 2 y Atómica).
  • Género: Acción
  • Duración: 136 minutos
  • Clasificación: B
  • País: Estados Unidos.