Johnson & Johnson, condenada a pagar 4.690 millones por 22 casos de cáncer asociado a su polvo de talco

0
103

Luego de ocho horas de deliberación este jueves, un jurado de San Luis otorgó 4.690 millones de dólares a 22 mujeres que demandaron a la gigante farmacéutica Johnson & Johnson alegando que su cáncer de ovario fue causado por usar el talco como parte de su rutina diaria de higiene femenina.

La indemnización del jurado incluye 550 millones de dólares en daños compensatorios y 4.140 millones de dólares en daños punitivos. Este es el veredicto más grande contra la compañía que ha vendido talco para Bebé y el talco Shower to Shower durante décadas.

Una mujer asegura que desarrolló un tipo de cáncer tras usar el talco para bebés Johnson & Johnson por años.

Los jurados se sentaron durante varias semanas a escuchar testimonios de expertos que explicaron la complicada ciencia y de trabajadores de Johnson & Johnson que dijeron que sus productos eran seguros. También escucharon a las sobrevivientes de cáncer y a los seres queridos de seis demandantes que murieron por esa enfermedad.

Este no es el primer caso contra la compañía y no será el último. Hay miles de casos que se están abriendo paso a través del sistema judicial en todo el país. En cinco casos, las mujeres que han demandado han tenido un veredicto favorable. Todos esos casos están en varias etapas de apelación.

Un jurado falló a favor de Johnson & Johnson en una demanda en California el año pasado. En octubre, un jurado echó para atrás dos veredictos a favor de la compañía. Una corte de apelaciones de Missouri descartó en junio un veredicto de 55 millones de dólares, citando cuestiones jurisdiccionales.

La ciencia aún está en debate. Las preocupaciones sobre el vínculo entre el talco y el cáncer de ovario empezó hacia 1971, cuando los científicos escribieron sobre el hallazgo de partículas de talco incrustadas en el tejido tumoral ovárico y cervical.

Desde entonces algunos estudios han mostrado que hay un riesgo elevado en las mujeres que usan talco en su área genital por un prolongado periodo de tiempo. Otros estudios han mostrado que no hay conexión.

En 2006, la Agencia Internacional de Investigaciones del Cáncer, que depende de la Organización Mundial de la Salud. decidió clasificar el uso del talco en el área genital como “posiblemente cancerígeno para los humanos”. En Estados Unidos, las agencias del gobierno y las asociaciones médicas que rastrean las causas del cáncer creen que el tema necesita más investigación para estar asegurarse de que esto sea así.

El Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos, que hace parte del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, mantiene una lista ordenada por el Congreso de “agentes, sustancias, mezclas y circunstancias de exposición que son conocidas o razonablemente anticipadas como causantes de cáncer en humanos”.

El talco no está entre esas 248 sustancias. Sin embargo, en 2010, cuando estaba listo para ser considerado en la lista, la agencia explicó que no había revisado completamente el talco como una sustancia posiblemente cancerígena.

Un conjunto separado pero relacionado de demandas sugieren que el talco de Johnson & Johnson está contaminado con asbesto. El asbesto, también es conocido como un agente que causa cáncer, a menudo se extrae cerca del talco. A una pareja de Nueva Jersey le otorgaron 117 millones de dólares después de que el esposo asegurara que el talco de J&J que inhaló le produjo mesotelioma, un cáncer causado por la exposición a asbestos.

En este último caso de cáncer de ovario, el que se falló este jueves, fue una de las primeras veces que los abogados han argumentado exitosamente que el talco para bebé y el talco Shower to Shower contiene asbestos. Los científicos presentaron evidencia de que el tejido con células de cáncer de ovario contenía partículas de amianto y talco.

“Durante 40 años, Johnson & Johnson ha cubierto la evidencia de asbestos en sus productos”, dijo Mark Lanier, abogado principal de juicio para las mujeres y sus familias, en un comunicado. “Esperamos que este veredicto atraiga la atención de la junta directiva de J&J y que los lleve a informar mejor a la comunidad médica y al público sobre la conexión de asbesto, talco y el cáncer de ovario”.

Los médicos han notado partículas de talco en los tumores cancerígenos durante décadas, pero no está claro cómo ocurre la contaminación y si esta lleva al cáncer. Las mujeres de este caso dicen haber usado talcos durante décadas para mantener sus cuerpos con olor limpio y fresco, particularmente en el área genital.

Los abogados de las mujeres argumentan que el producto debe ser sacado del mercado o al menos llevar un sello de alerta.

Johnson & Johnson dijo en el pasado que no es necesario ningún sello de alerta porque no hay preocupación sobre su producto.

En un comunicado después del fallo, la compañía dijo que confía en que sus “productos no contienen asbesto y no causan cáncer de ovario”. Además dijo que está decepcionada con el más reciente veredicto y planea apelar la decisión.

“Cada veredicto contra Johnson & Johnson en esta corte han pasado por procesos de apelación han sido revertidos y los múltiples errores presentes en este juicio fueron peores que los de los juicios anteriores que se han revertido”.