Los 11 consejos de la Universidad de Harvard para mejorar tu vida sexual

0
56
La comunicación puede ser una gran baza en la cama.

Hacer deporte, subir escaleras, dormir… y practicar sexo: no es lo mismo hacerlo con 20 años que con 50.

Nuestro cuerpo cambia a medida que envejecemos, y las transformaciones físicas que experimentamos influyen también en la sexualidad.

Sin embargo, no todo lo que conlleva envejecer es negativo: a partir de cierta edad contamos con más habilidades comunicativas y menos inhibiciones, lo que puede ser una gran baza en la cama.

Y, sin importar la edad, siempre hay cosas que se pueden hacer para tener una vida sexual más satisfactoria,.

Por ello, te presentamos una lista con consejos fácilmente aplicables, elaborada por la Escuela de Medicina de Harvard, losque si bien están pensados para parejas maduras, en realidad son útiles para todas las edades. ción Sexual en la escuela

1. Infórmate

Mujer leyendo.
Es importante estar bien informados sobre los problemas sexuales que creemos tener.

Hay mucho material de autoayuda válido disponible sobre los problemas sexuales. Busca lo que es más adecuado para ti y asegúrate de que tanto tú como tu pareja están bien informados.

Y si les resulta violento hablar de ello cara a cara, pueden intercambiar los pasajes que les resultaron más interesantes.

2. Date tiempo

A medida que envejecemos, los reflejos sexuales se ralentizan.

Así, se suele necesitar más tiempo para llegar al orgasmo, y por eso es más fácil lograrlo en un entorno tranquilo, cómodo y sin interrupciones.

Invertir más tiempo en hacer el amor nos puede llevar a experiencias sexuales nuevas.

3. Lubrícate

Gel lubricante.
Los geles lubricantes pueden ser útiles para combatir la sequedad vaginal.

Es habitual que la transición a la menopausia vaya acompañada de sequedad vaginal, que se puede subsanar con geles lubricantes.

Son útiles para evitar relaciones sexuales dolorosas, que suelen derivar en problemas de libido y tensiones en la pareja.

4. Sé afectuoso

Aunque los problemas en la cama te preocupen y estés tenso, besarse y abrazarse es esencial para mantener los vínculos emocionales y físicos.

Hombre besando en la mejilla a una mujer.
Besarse es importante a la hora de mantener los vínculos emocionales y físicos

5. Practica el contacto

Muchos terapeutas aconsejan técnicas de enfoque sensorial para recuperar la intimidad física sin sentirse presionado.

Se trata de tocarse el uno al otro mientras cada uno se concentra en sus percepciones y su sensualidad.

6. Prueba diferentes posturas sexuales

Ampliar el repertorio de posturas, además de hacer que el sexo sea más interesante, puede ayudar a superar ciertos problemas.

Ciertas posiciones facilitan que la mujer llegue al orgasmo.

Pareja leyendo
Compartir las propias fantasías puede ayudar a mejorar la relación.

7. Escribe tus fantasías

Se trata de explorar prácticas que crees que serán excitantes para ti o tu pareja.

Por ejemplo, piensa en situaciones que te resultan excitantes y explícaselas. Este ejercicio es especialmente útil para parejas con poco deseo sexual. 

8. Prueba los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel sirven para fortalecer los músculos pélvicos.

¿ En qué consisten? Se trata de apretar el músculo que contraemos cuando tratamos de detener la orina. Mantenlo apretado dos o tres segundos y luego relájalo. Repítelo 10 veces durante cinco series al día.

Hacerlo mejorará las condiciones físicas para la vida sexual.

Relajado
Entre más relajado, mejor el sexo.

9. Trata de relajarte

Haz algo que te calme y te haga sentir bien antes de iniciar las relaciones sexuales, como salir a cenar o practicar técnicas de relajación como ejercicios de respiración.

10. Usa vibradores

Los vibradores pueden ayudar a las mujeres a conocerse mejor sexualmente, por lo que pueden explicar a su pareja qué es lo que les gusta.

11. No te rindas

Si a pesar de haberlo intentado la situación no mejora, no te desesperes.

Recurre a tu médico para que te ayude o te ponga en contacto con un terapeuta sexual que identifique lo que te priva de tener una vida sexual satisfactoria.