Mujer drogó a su esposo, lo mató y lo enterró en su patio

0
51

El nombre de Rosa Nelly Luna Cisneros muy difícilmente será olvidado en el estado mexicano de Coahuila, ya que se relaciona a uno de los crímenes más recordados en esa localidad.

Fue el 20 de enero de 2016 cuando esta mujer llamó a las autoridades locales para revelar que su esposo estaba enterrado en el patio de su casa, señalando que unos hombres desconocidos habían entrado para asesinar a Raúl Altón Garza.

Sin embargo, no todo salió como esperaba, pues luego de iniciadas las investigaciones, Rosa fue señalada como la principal sospechosa del crimen en contra de Raúl, quien era un famoso notario que había trabajado para gobernadores locales.

De acuerdo con las autoridades, la pareja se encontraba en proceso de reconciliación luego de haberse separado por sus constantes peleas, en su mayoría ocasionadas por celos de la mujer.

Durante las investigaciones, una testigo dijo bajo juramento que, gracias a una amiga, se había enterado que Nelly la estaba buscando para agredirla físicamente. Al parecer le quería dar toques con un aparato de descargas eléctricas.

Esto levantó aún más las sospechas en contra de la esposa, pues los policías encontraron un dispositivo de ese tipo enterrado en el mismo patio donde hallaron el cadáver de Raúl.

Antes de la desaparición de la víctima, la esposa le había pedido a su aún pareja que visitara su casa para ver a su hijo y comer pizza juntos.

Científicos de la Fiscalía General del Estado revelaron que Raúl había sido sedado con benzodiacepinas, y que presentaba más de 20 golpes en la cabeza y cuerpo.

Tras los golpes que le provocaron la muerte, la mujer procedió a enterrarlo en el patio de su casa. Al momento de la necropsia, la víctima tenía entre 24 y 48 horas de haber fallecido, sin embargo, se desconoce la fecha exacta del crimen, pues la sospechosa reitera su inocencia.

Pese a ello, a la semana de haber presentado la denuncia, la mujer fue vinculada a un proceso por ser la principal sospechosa del homicidio y haber ocultado la información.

Luna Cisneros estuvo recluida en el centro penitenciario de la ciudad de Saltillo bajo prisión preventiva, y recientemente fue sentenciada a 35 años de prisión, aunque sus abogados presentarán un recurso de amparo en los próximos días, pues consideran que hubo diversas violaciones e irregularidades durante todo el proceso.

“Nosotros estamos seguros de que Rosa Nelly obtendrá la calidad de inocente, porque hay violaciones gravísimas en este proceso”, dijo el abogado Óscar Maldonado a medios locales como Vanguardia.

La defensa de la sentenciada señaló que además de las violaciones al proceso, sostienen que el anterior abogado defensor ejecutó una estrategia pasiva y no fue al fondo de la investigación del caso.

Durante la última audiencia Rosa Nelly manifestó que por primera vez se le permitía hablar desde que inició el proceso, pues acusó que su abogado anterior no le permitió alzar la voz y la amenazó con dejarla a la deriva en caso de hablar.