‘Proyecto libro azul’ bajo los efectos de Robert Zemeckis

0
37

Aidan Gillen tomó dos decisiones que le permitieron dejar el anonimato. La primera de ellas fue aceptar interpretar a un publicista homosexual con gran apetito sexual en la versión británica de la serie de 1999 Queer as Folk —que en 2000 tuvo una versión estadunidense— y la segunda fue cuando firmó un contrato con HBO para interpretar a Petyr Littlefinger Baelish en Game of Thrones, serie que se convirtió en un fenómeno a nivel mundial y que mantuvo cautivos a millones de espectadores durante ocho años.

Esas decisiones generaron una ola de invitaciones a proyectos de diversa índole y justo hace poco este actor irlandés aceptó protagonizar Proyecto libro azul, serie de drama, misterio y ciencia ficción basada en hechos y personajes reales, producida por el ganador del Oscar Robert Zemeckis (Forrest Gump, 1994 y la saga de Volver al futuro), que mezcla el contexto de la Guerra Fría con objetos voladores no identificados (ovnis).

Me interesó mucho que Robert Zemeckis estuviera detrás de este proyecto debido al género, algo en lo que él ya ha trabajado. Por ejemplo, trabajó con Carl Sagan para el guion de Contacto (filme de 1997), así que es un hombre con mucha experiencia y conocimiento en distintos rubros, como el de los efectos especiales. Eso se ha visto a lo largo de su filmografía y, aunque en mayor o menor medida,  cintas como Forrest Gump Volver al futuro tienen ese sello de los efectos especiales con el sello de Zemeckis. Hoy en día mucha gente satura la pantalla con el uso del CGI (Imágenes Generadas por Computadora) y él casi no lo hace. Siempre se apoya en tener muy buenas historias, con grandes personajes y el resultado se traduce en muy buenas películas. Así que tenerlo como guía de nuestra serie nos aseguró a todos un buen resultado”, expresó Aidan Gillen a Excélsior en una charla telefónica.

Gillen, quien optó por usar el apellido de su madre en vez del Murphy de su padre, debido a que ya existía en la industria alguien con ese nombre, interpreta en Proyecto libro azul a J. Allen Hynek, un  astrofísico que en la vida real fue reclutado por la Fuerza Aérea estadunidense para que llevara a cabo una investigación secreta relacionada con objetos voladores no identificados.

El proyecto, que se podrá ver por la señal de History, está ambientado a finales de la década de los años 40 y principios de los 50, justo tiempo después de que concluyera la Segunda Guerra Mundial y que diera inicio a la Guerra Fría, en la que Rusia y Estados Unidos se disputaban el poder político, armamentístico y aeronáutico. La serie ahonda en archivos clasificados y secretos que tiempo después salieron a la luz pública.

Siento que en general estamos regresando a determinados periodos históricos porque la nostalgia siempre vende. Nuestra serie está ambientada cerca a la década de los 50, en donde hay una producción muy particular en el cine y la televisión. Es una época muy elegante y que visualmente se ve muy bien, sin embargo, hay otro factor importante y es que en esa época existe una tensión muy fuerte luego de la Segunda Guerra Mundial, en donde se está peleando por el control de las armas nucleares, en donde existe una fuerte paranoia, un juego de espionaje y creo que es una época con la que mucha gente se puede identificar, pues le gusta ver lo que pasaba en esa época y lo compara con lo que estamos viviendo hoy”, comentó el actor que fue nominado a un premio Tony en 2004 por su trabajo en la obra The Caretaker.

Proyecto libro azul está basado en investigaciones, informes e historias reales que se llevaron a cabo en Estados Unidos por distintos organismos como la NASA o la Fuerza Aérea estadunidense, algo que le dio aún más certezas a Gillen para sumarse a esta serie que fue creada por David O’Leary. Ante la pregunta de si le es verosímil el tema de los ovnis, Gillen comentó que no le parece descabellada la presencia de otros seres en un universo tan vasto.

Mi percepción no cambió, ya que siempre me he considerado de mente abierta. No creo que seamos la única presencia con inteligencia en este gran universo. No creo que sea así. Siempre he pensado en eso y por ende no creo que mi percepción haya cambiado, pues siempre he tenido esa concepción en mi cabeza”, comentó Gillen.

La charla telefónica se sostuvo durante un tiempo libre que el actor tuvo, ya que se encuentra filmando en Canadá, a una hora de Vancouver, la segunda temporada de Proyecto Libro Azul, misma que obtuvo luz verde tras el éxito que significó la primera entrega. En nuestro país, la primera temporada se transmitirá a partir de mañana por el canal History.

Al hacer un balance de su carrera, Gillen es consciente de que su vida profesional, que comenzó en 1985, dio un vuelco inesperado luego de haber sido parte de Game of Thrones, serie que posee 47 premios Emmy.

Sin duda alguna la vida de todos los que estuvimos en Game of Thrones cambió muchísimo durante todos esos años que la serie estuvo al aire. Para mí ha sido un viaje emocionante y fue muy gratificante ser parte y crecer dentro de esta historia que a mucha gente le gustó en todo el mundo. Fue un proyecto que nos dio mucha visibilidad porque fue considerado uno de los mejores programas de todo el mundo y no hay día en el que no tenga una charla con alguien de cualquier parte en la que no salga el tema de Game of Thrones. Eso no es algo que pase a menudo en nuestras carreras y siempre va a ser parte de mi historia”, expresó el actor de
51 años.

Además de Aidan Gillen, Proyecto libro azul complementa su reparto con Michael Malarkey, Laura Mennell, Ksenia Solo y Michael Harney.