Raptors puede con Curry y ponen la serie 2-1 ante los Warriors

0
26

Los Raptors vieron que la presa estaba herida y no dudaron en acabar con ella a mordiscos. Toronto aprovechó la oportunidad que le brindaba una enfermería de Warriors repleta de pacientes, ganó en Oakland 109-123 y recuperó el factor cancha ante la mirada triste de un Klay Thompson que no pudo jugar.

Exuberante ofensiva de los Raptors, que ya alcanzaron los 100 puntos con más de 9 minutos por jugar, ofensiva basada en un quinteto inicial espectacular al que acompañaron dos suplentes de lujo llamados Serge IbakaFred VanVleet.

Toronto pudo con la exhibición de Stephen Curry, que tuvo que multiplicarse para buscar un milagro que no llegó. Curry acabó el partido con 47 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias y 6 triples, pero de nada sirvió, como no sirvió para alentar a las huestes californianas la interpretación del himno estadounidense por parte de Metallica con guitarras eléctricas en mano.

El equipo de Nick Nurse fue mucho equipo. Dominó de principio a fin ejerciendo baloncesto grupal. No fallaron sus dos guías, Kawhi Leonard y Kyle Lowry.

Leonard fabricó la venganza perfecta en su regreso al Oracle Arena, pabellón al que no volvía desde que en mayo de 2017 una lesión en una jugada con Zaza Pachulia cambiara su vida. En el regreso, excelente tercer cuarto para mantener a su equipo en la senda del triunfo y al final del encuentro 30 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Otro partido sensacional del alero en estos playoffs.

Lowry, mientras, funcionó a las mil maravillas tras su pobre segundo partido. El base aportó 23 tantos, 9 asistencias y 5 triples.

Además, 18 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias de Pascal Siakam, 18 tantos con 6 triples de un Danny Green que explotó en el tercer período y 17 puntos, 7 rebotes y 4 pases de canasta de Marc Gasol en 26 minutos en una buena actuación ofensiva que completó con una notable labor defensiva.

Serge Ibaka, intensísimo su último cuarto, puso 6 tapones en 22 minutos. Da igual que un par de ellos no tuvieran que haber sido contabilizados, lo importante es que su agresividad defensiva resultó decisiva en la recta final.

Fuente: hispanosnba.com