Una mujer acude al médico por no poder tener relaciones sexuales y descubren algo en su vagina

0
79

Muchas mujeres padecen el mismo problema sin que lo sepan.

Un caso publicado recientemente por BMJ Reports relata la historia de una joven paquistaní de 20 años decidió ir al doctor para saber exactamente qué es lo que le ocurría, ya que le era imposible tener relaciones sexuales con su esposo, con quien se había casado apenas hacía 6 meses.

La mujer le contó al doctor que su marido, al no poder realizar la penetración, comenzó a abusar de ella, tanto física como psicológicamente, lo cual hizo que lo dejara y volviera a casa con sus padres.

También, la chica le contó al ginecólogo que la atendió que desde hacía 3 años sufría de un dolor abdominal bastante intenso y que además, no había tenido aún su periodo menstrual. Esto le pareció extraño al doctor, pues su desarrollo físico no concordaba con su problema de amenorrea; también le hicieron un perfil hormonal cuyos resultados eran justamente los de una mujer que tenía su regla de forma habitual.

Entonces el médico procedió a hacer una inspección a profundidad de la zona genital para checar si pudiera haber algo anormal que estuviera causando estos problemas. Fue entonces cuando descubrieron que la mujer tenía dentro de la vagina un “tabique”, el cual bloqueaba el contacto con los órganos sexuales internos.

¿Qué es un tabique vaginal?

El llamado tabique transversal vaginal es un pared de tejido que se formó incorrectamente durante el desarrollo embrionario, el cual bloquea por completo la entrada a la vagina. Además, impide que se dé de forma correcta la menstruación, por lo que la acumulación de sangre sobre el tabique provoca mucho dolor.

Muchas mujeres no se enteran de la existencia de este tabique hasta que inician su vida sexual o bien, cuando han pasado muchos años sin que se les presente la menstruación, aunque en realidad esta sí haya ocurrido solo que toda la sangre y los restos de tejido se encuentran acumulados sobre este.

Una vez que fue detectado el problema, la joven fue sometida a una cirugía para retirar el tabique vaginal y se llevó a cabo la colocación de un injerto de amnios, un tejido que se encuentra en la capa más interna de la placenta. La mujer indicó que tan solo 3 meses después de la operación, comenzó a tener relaciones sexuales sin dolor y 7 meses más tarde quedó embarazada, dando a luz a un niño.

▬­ DEJA TUS COMENTARIOS ↓