Video de fiesta en penal de El Salvador para pandilleros de la MS-13

0
532

EL SALVADOR  – Un testigo protegido recordó ayer, por segunda vez ante un juez, que presenció y grabó dos fiestas con mujeres desnudas en el interior del centro penal de Izalco, ubicado en el departamento de Sonsonate, ocurridas en 2012. Sucedió en el período de negociación entre las pandillas para reducir los homicidios a cambio de beneficios carcelarios otorgados por el expresidente Mauricio Funes.

El testigo dijo que entregó el video de la fiesta al centro de operaciones de monitoreo, como declaró en el juicio de 2017 cuando los imputados fueron absueltos.

La declaración del testigo, únicamente identificado con la clave “Cinco”, ocurrió en el segundo día del juicio por la tregua entre pandillas. La Fiscalía General de la República (FGR) acusa a 19 personas, entre ellas el exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda, y Raúl Mijango de haber favorido a los pandilleros entre 2012 y 2013.

El testigo explicó ante el Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador que cuando ocurrieron las fiestas era custodio del centro penal de Izalco, que albergaba a miembros del Barrio 18. Así respondió a las preguntas de uno de los fiscales que lleva el caso:

–¿A cuál fiesta hace alusión?

–La fiesta que fue de los internos, cuando se llevó a cabo en el sector 1 y 2 (de la cárcel).

–¿En qué fecha se dio esa fiesta?

–Solo recuerdo que en 2012.

–¿Qué tipo de población estaba albergada en los sectores 1 y 2?

–Son (Barrio) 18.

De acuerdo con lo expuesto por el custodio penitenciario, tres mujeres bailaron desnudas ante la presencia de los pandilleros. También reiteró que grabó la fiesta como “evidencia” de que los internos portaban cerca de 75 aparatos electrónicos prohibidos por la legislación salvadoreña. En ese año, el director del penal era José Adrián Abarca, uno de los 19 procesados por la tregua pandilleril.

La fiesta de la que habló el custodio fue solicitada por internos como parte de la celebración de la Virgen de las Mercedes, patrona de los reclusos, quienes, después de la visita familiar, pidieron que entrara una discoteca junto con un grupo de bailarinas.

El espectáculo bailable se hizo público en 2016, cuando LA PRENSA GRÁFICA publicó un video en el que se observa a mujeres desnudarse y bailar reguetón frente a un grupo de internos. Los detalles de la fiesta ya habían sido declarados en el juicio de 2017, cuando un juez absolvió a los procesados por la tregua. El juicio continuará hoy por la mañana.

(Por: Francisco Hernández, La Prensa Gráfica)