Virus, ransomware, gusanos y troyanos: ¿cuál es la diferencia de cada uno de estos ciberataques?

0
48

Abren puertas traseras en el sistema, secuestran información o son utilizados como medios para formar ejércitos de equipos zombies.

Virus, gusanos, troyanos, malware, spyware y ransomware. Seguramente escuchaste estos términos en más de una oportunidad pero ¿a qué se refieren exactamente?

Malware

Es el término genérico para referirse a un tipo de software que tiene como objetivo infiltrarse en un equipo o sistema informático sin el consentimiento del usuario.

En función de los efectos y de la forma de infectar el ordenador o dispositivo el malware se clasifica en diferentes clases, entre los cuales se destacan virus, troyanos, gusanos, spyware y ransomware.

El ransomware secuestra archivos, los cifra y luego pide rescate para garantizar nuevamente el acceso a esa información. Es uno de los ciberdelitos que más creció en el último tiempo

El ransomware secuestra archivos, los cifra y luego pide rescate para garantizar nuevamente el acceso a esa información. Es uno de los ciberdelitos que más creció en el último tiempo

Virus

Un virus es un programa que infecta el equipo mediante la ejecución de un código maligno y tiene la capacidad de autorreplicarse. Puede llegar a reducir el funcionamiento del dispositivo e incluso causar daños irreparables.

Gusano

Tiene la capacidad de autorreplicarse, como los virus. A diferencia de éstos no tiene como principal objetivo dañar el equipo, aunque pueden ralentizar el funcionamiento.

Los gusanos buscan propagarse e ingresar a otros equipos. Usualmente se usan para crear bots y armar redes de equipos zombies para hacer ataques masivos.

Troyanos

Es un tipo de malware que tienen como objetivo principal abrir una puerta trasera en el sistema para que ingresen otros programas maliciosos y accedan a información confidencial.

Los botnets se emplean para generar ataques masivos en red (Getty Images)

Los botnets se emplean para generar ataques masivos en red (Getty Images)

Spyware

Es un programa espía que puede recopilar información confidencial e incluso instalar otras aplicaciones. A diferencia de los virus y de los gusanos, no tiene la habilidad de autorreplicarse

Ransomware

Es uno de los ataques que más creció en los últimos años. Estos programas ingresan al equipo y cifran toda la información. Luego le solicitan a la víctima una suma de dinero a modo de rescate para que puedan acceder a esos datos secuestrados.

Mercado negro

El caldo de cultivo donde estos males crecen y se propagan es el mercado negro que habita dentro de la dark web. Allí se venden desde contraseñas y datos de tarjetas de créditos hasta información sobre cómo explotar vulnerabilidades en diferentes sistemas operativos.